El Vampiro del mes es...

Velya y Elaine, esa pareja...
Leyenda incluso entre los Demonios, pocos le han visto o han hablado con él. Junto con Lugoj, Voivoda de Voivodas, fue él quien liberó a los chiquillos de los sangrientos grilletes de los antiguos. Su maestría sobre la magia de la sangre sólo rivaliza con las del Círculo Interior de los Tremere. Los Sabbat más jóvenes...

Si quieres saber más, pulsa aquí.

 


La Estirpe

La Luna aparece
Reflejándose en su corazón
Agobiado y herido
El caminante mira sus días
Las malas deudas
Por las que debe pagar
-Peter Murphy, "Seven Veils".

Durante la mayor parte de su existencia, Praga ha sufrido una superpoblación de vampiros. Incluso ahora, con la desaparición o destrucción de la tercera parte de su población inmortal, la ciudad empieza a repoblarse rápidamente. Varios Vástagos nuevos han llegado a la ciudad, y algunos viejos residentes han creado nuevos vampiros
.
Ahora la población vampírica es poco más de dos terceras partes de la cifra inicial, pero está nuevamente creciendo poco a poco. Nadie a intentado controlar este crecimiento, y muy pocos creen que se vaya a hacer algo al respecto hasta que alguna de las dos sectas se alce nuevamente con el poder absoluto de la ciudad.

Praga siempre ha sido una ciudad grande en la que es fácil esconderse; sin altos cargos tanto de la Camarilla ni del Sabbat todavía es más fácil.

Los Vástagos que no se habían atrevido a aparecer mientras gobernaba Carlak o Vassily, ahora pueden venir sin preocupaciones.

Por parte de la Camarilla la Primogenitura esta eliminada hasta el último miembro o no encuentra el medio de unirse, por lo que no se preocupa de los indeseables que puedan acudir a la ciudad con el olor a sangre fresca. Por parte del Sabbat, la inexistente estructura de poder y el agujero dejado por los destruidos o desaparecidos Obispos, a desencadenado en una guerra de manadas abierta por el control de partes de la ciudad, impidiendo que nadie alce su voz para unirlas todas juntas en una dirección común.

Aún así, muchos deben pensar que todo esto tiene fácil solución. Posiblemente la tendría... si esto amigo mío, no fuera Europa. Aquí todo se hace de forma totalmente distinta a como lo conocías.

Como de distintas? bien, sigue leyendo y lo comprenderás...

La Familia Tradicionalista

Sobre nosotros
los vientos del cambio consumen la tierra,
mientras permanecemos
en la sombra de veranos ya pasados.
Cuando todas las hojas
han caído, convirtiendose en polvo,
¿nos quedaremos
atrincherados en nuestras costumbres?
-Dead Can Dance, "Severance".

Si los Vástagos de Europa tienen algo en común, es su respeto por la tradición. Muchos de los vampiros de estas tierras son verdaderamente viejos; algunos han sido antiguos durante siglos, y unos cuantos pueden recordar vidas mortales anteriores al nacimiento de Cristo. Los años han forjado firmes alianzas entre unos y amargos rencores entre otros. Hay antiguos q han pasado décadas tramando una venganza contra Vástagos que les ofendieron siglos atrás. La ira y la venganza de estos y terribles vampiros es algo demasiado espantoso para que lo contemplen los jóvenes Vástagos del oeste.

Las leyes son estrictas, y funcionan reacuerdo con el principio de la Lextalionis; entre los Vástagos Europeos, "ojo por ojo" tiene un significado bastante literal. Las Tradiciones son sagradas, incluso entre las filas del Sabbat; violar cualquiera de ellas puede tener serias consecuencias. Los modos y la moral definen la experiencia cotidiana de los Vástagos europeos, así como las tarjetas de visita, el respeto a las damas y la adhesión a "todo lo correcto y apropiado". El asunto de la progenie es muy serio; con la población vampírica tan abultada, la alimentación de nuevos chiquillos no es algo que se deba tomar a la ligera.

Nota del Observador:
Perdonad que interrumpa, pero no he podido resistirme. En las tierras del Viejo Mundo, tener descendencia o ser progenie de vampiros del este, cainitas americanos sobre todo, es ser señalado automáticamente como la oveja negra de la ciudad, ya que todos los vampiros de esa zona del mundo se consideran una vergüenza para sus sires y para su raza por mucho éxito que hayan podido llegar a conseguir. Todos son criminales de la Estirpe, o Vástagos que han huido de Europa por alguna razón, por lo que ellos y su progenie, no son Bienvenidos.

Al contrario que sus contrapartidas occidentales, los vampiros europeos siguen teniendo mucho aprecio por el linaje. De acuerdo, esta muy bien ser Abrazado como Ventrue, pero no tanto si tu tatarasire cometió diablerie, huyó de los Gangrel en la batalla de Hastings y se alimentaba exclusivamente de doncellas de cámara, ¿verdad?. Las hazañas de hace siglos -bueno, en muchos casos, las fechorías de hace siglos- vuelven para perseguir a los chiquillos de éstos hasta sus Muertes Definitivas. El linaje reverenciado es por supuesto, muy raro (es tan difícil alzarse y tan fácil caer...); los que lo tienen pueden ejercer su influencia sobre Cónclaves y consejos con sólo una palabra, basándose en logros de un venerado ancestro a quien puede q nunca hayan visto.

Los Príncipes del continente son considerados las autoridades supremas. Al contrario que los del Nuevo Mundo, muchos Príncipes europeos carecen de consejos de primogenitura. Gobiernan sobre sus dominios con el puño de hierro de un señor feudal (lo que muchos fueron en vida). Aunque los camaradas y consejeros de confianza no son raros, los Príncipes de Europa desdeñan por lo general los conceptos de democracia y gobierno compartidos, viéndolos como herramientas de la anarquía y la desobediencia. Muchos Príncipes no distan más de cinco o seis pasos de Caín y tienen el suficiente poder personal para hacer cumplir sus reglas. Pocos q valoren sus no-vidas hablarían contra los que muchos perciben como una absoluta tiranía... especialmente cuando los que mandan no son reacios a convocar una Caza de Sangre a la menor ofensa.

El fuerte gobierno de la Estirpe, la reticencia de los Antiguos a invitar al cambio y la inestable cara de la realpolitik europea han originado una extraña estratificación de la sociedad vampírica. Por debajo de los Antiguos, sin embargo, están los neonatos y los verdaderos anarquistas. Estos vampiros se enfurecen bajo el yugo del gobierno de los antiguos y quieren lograr lo que perciben como libertad por cualquier medio necesario. Entre otras tácticas estos anarquistas suelen unirse a terroristas y bandas juveniles del ganado para dedicarse a poner explosivos y otras formas de desastibilización civil. Aún entrado ya el nuevo milenio, Europa se encuentra al borde de una grave crisis, con los antiguos, los ancillas y los anarquistas, cada bando preparándose para lo que será con toda seguridad una batalla decisiva.

El ambiente en Europa denota miedo al futuro desconocido oculto bajo capas de educado civismo. Roma y París pueden quemarse en las llamas de la anarquía, pero mientras cloquean en simpatía y apoyo moral, los Príncipes de las demás ciudades siguen gobernando y juzgando tan duramente como siempre. Pero en sus corazones se oculta el miedo a que estas llamas se extiendan hasta consumir sus propios feudos.

 



NOMBRE

URL o Email

MENSAJE

(smilies)